Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

Keynes en Venezuela (III artículo de la serie Keynes) del plan de febrero al plan país, o el arte de pisar los callos | Por Daniel Lahoud

13/04/2019 11:00 AM

Daniel Lahoud

Economista con especialidad en economía empresarial, Magíster en Historia de Venezuela, en Economía Empresarial y Doctor en Historia. Profesor en la UCAB, UCV y UCAT.

Cuando se estaba dando la trifulca entre Keynes y Hayek en Venezuela se desarrollaban los últimos años del gomecismo y había en Venezuela un joven, Alberto Adriani, quien estudió la licenciatura de Ciencias Sociales en Ginebra, mientras era secretario de la embajada venezolana en Suiza (ojo no estudió economía). Él fue lector del Tract (1923), y del Treaty (1930) de Keynes. Hay algunos que afirman que era lector de la General Theory –GT– (1936), pero eso no es totalmente cierto, La Teoría vio luz en abril de 1936 y Adriani murió en agosto de ese mismo año y no escribió nada entre abril y agosto del 36. Sin embargo, si se copia un párrafo casi al dedillo del Treaty en un artículo de 1932 y no lo cita.

El plan de Febrero por tanto no tuvo influencia de la GT, pero eso sí, es profundamente intervencionista, es decir socialista sin ser marxista (OJO AMIGOS QUE SE DECLARAN DE DERECHA, EL FASCISMO ES SOCIALISTA y gritan a voz en cuello que son de derecha). Adriani y Keynes comparten un socialismo no marxista. Mariano Picón Salas si es marxista, pero no comunista, era Fabiano, además, amigo de Adriani, y es quien afirma que el plan de febrero marcó el inicio del siglo XX en Venezuela. Ahí tenemos que afirmar que es tarde, estamos en 1936, y Adriani que era fanático del fascismo italiano, puso mucho de ese amor en ese plan, por lo que era una manera de modernizar la hegemonía andina y así lo identificaron los neogomecistas (si se les parece a neonazi no es casualidad, cuidado con los callos)

Otro amigo de esa época (de Adriani y Picón Salas) es Betancourt, otro Marxista no comunista, tampoco era socialdemócrata, quien aprobaba de Adriani todo, menos su afán devaluatorio. Pero las ideas de Betancourt eran más afines al mundo de Franklin Delano Roosevelt -FDR-, por lo que abogaba por intervención, no abiertamente por capitalismo de estado (que es más afín al mundo gomecista, en esto no hay que olvidar el famoso artículo 5 de la ley de nacionalización petrolera), y hay que reconocer que Betancourt no quiso nunca inscribir a AD en la Internacional Socialista. Lo que se desarrolló en el trienio adeco (1945-1948) tiene bases en el gomecismo, pero miraba hacia una transformación de la sociedad venezolana en búsqueda de la creación de una clase media (definitivamente no era comunista), y dentro de la óptica de su tiempo se parecía a lo que hacían los norteamericanos (institucionalismo americano, no keynesianismo, que revisamos en el artículo anterior). Vamos a aclarar algo, si Keynes era partidario del totalitarismo, porque no le gustaban los sindicatos, ni las centrales patronales; y a los institucionalistas le encantan ambas cosas y las comisiones tripartitas. Pueden descubrir que Betancourt no podía ser keynesiano, era otra cosa.

Pero la historia no es fácil y los militares que acompañan o dan el golpe a Medina en 1945, se revelan y toman el control, y se acaba, temporalmente el intento betancurista. Marcos Pérez Jiménez -MPJ- se devela en su proyecto del "Gran Ideal Nacional", ese plan era más keynesiano que otra cosa, incluso el intento de centralizar el poder del gobierno y crear empresas gubernamentales, es un afán que está más cerca del fascismo, del nazismo y del comunismo, por lo que volvieron los gomeros por sus fueros, sin bigotes, pero siempre gochos (Advierto que no me preocupa seguir pisando callos). Por eso se crea SIDOR, se nacionaliza CANTV y se procura dirigir desde la presidencia la vida y la economía. Por eso, esa frase perversa de “si usted no se mete en política, todo está bien”, eso es impedir una realidad humana, todos estamos interesados en resolver nuestra vida y eso involucra el ambiente político, por eso las tiranías no son buenas, independientemente de su signo.

Observen que el chavismo es un perezjimenizmo de 20 años. Afortunadamente, en los 50 los militares no creían que sacar petróleo era fácil, porque hubiésemos experimentado el final del negocio petrolero antes de los 60. Contrariamente, otorgaron más concesiones para sacarle más jugo al negocio y eso no era malo, sin embargo, siempre lo critican, ¿usted criticaría a alguien por estudiar (por ejemplo) para ganar más? Bueno aquí criticamos, criticamos y criticamos. Nunca analizamos a ver si eso estaba bien, y las concesiones fueron uno de los pocos aciertos de MPJ, ojo que el acierto es por error, ellos querían más ingresos, y resultó en un mayor PIB, algo que no buscaban, es decir "the invisible hand, strike again” (callos gochos, pero callos al fin). Del resto, hasta se endeudaron cuando los precios del petróleo subieron ¿qué? ¿de dónde creen que proviene la fatal arrogancia? ¿por qué creen que CAP se parecía más a MPJ que a Betancourt?

Bueno aquello terminó en un nuevo golpe y al poco rato hubo elecciones y volvieron los adecos al poder, sin embargo, estos adecos de los 60 eran más tranquilos que los de los 40. Uno de los errores más grandes fue subir el impuesto petrolero en 1958 (otro callo, no me importa), a las trasnacionales había que apoyarlas, ellas fueron las que nos metieron en el siglo XX -no fue el plan de febrero- las que permitieron que Venezuela se convirtiera en un país y que fuese democrático, ¿cuándo lo vamos a reconocer? Salvo eso, el control de cambios, y la devaluación (lo que menos quería Betancourt), las actuaciones fueron más serenas, que en la locura del trienio, sin embargo también tuvieron que enfrentar la arremetida de los dictadores y los guerrilleros. Aquí voy a lanzar un paréntesis, recuerden a Chapita, era dictador (algunos dirían de derecha) pero al final cuando USA le quitó el apoyo, se declaró comunista ¿qué comen estos pajaritos que siempre pían las mismas tonadas?

Las cosas no son tan fáciles y esas políticas (neoinstitucionalistas) de los adecos se transformaron radicalmente en 1974. Ese año, asume la presidencia Carlos Andrés Pérez (CAP I) y el hombre se transforma en un Pérez Jiménez sin cachucha, (bueno ¿y no era gocho? ¿Qué significa democracia con energía? no es igual. ni es lo mismo, sino todo lo contario) nacionaliza el Banco Central y comienza a crear organismos de control estatal. Nacionaliza el hierro, el petróleo, y empieza a crear empresa tras empresa todas del estado ¿un leninismo no comunista? Capitalismo de Estado no es capitalismo, es comunismo o socialismo.

Como los precios del petróleo venían creciendo desde 1972 y se empinaron desde 1974, se sintieron ricos y pensaron en la "Gran Venezuela", versión neoadeca del Gran Ideal Nacional, incluso se endeudaron para parecerse cada vez más a MPJ, para eso se acompañó de un exadeco, exmarxista y exgerrillero (hacer historia es pisar callos aunque sea callos de muertos) que ahora era keynesiano, se llamaba Gumersindo Rodríguez, y así entra gloriosamente Keynes (27 años después de muerto) a Venezuela. Hay un refrán muy bueno, era creación de Keynes, qué como buen socialista era mejor para inventar eslogans y nombres que teoría: todo economista es esclavo de un economista del pasado ¿todos adivinaron quién? (Él, libérense economistas hay vida sin ese muerto y no es el único muerto por supuesto, ¡ay! otro callo)

Desde entonces al muerto lo mantienen en capilla ardiente, no el del museo militar, al estado gigante, esa mezcla de PDVSA, ALCASA, VENALUM, CARBONORCA, SIDOR del Plan IV (antes la de los dos trenes) pero ahora todo lo que fue producto de las “locuras del emperador” cuando gritaba ¡Exprópiese! Hay otro mito, que en 1989 hubo un intento de recapacitar y llevarnos al desarrollo, miren antes de los golpes de 1992 que ya habían duplicado la nómina del gobierno, y lo que se hizo fue pura política monetaria expansiva (keynesiana) para llevarnos a un crecimiento impresionante del consumo, que no produjo más que pobreza y miseria, la crisis financiera y el chavismo. ¿Socialismo? ¡no puede ser! Siempre socialismo. Hasta haciéndose llamar "neoliberalismo". Hay que aclarar algo más, en los 60 llamaban neoliberales a los keynesianos.

Por eso caímos en la crisis del 1994 y ahí volvieron los maniáticos del control de cambios, del control económico y Caldera (ahora me perdonan los hijos de Don Rafael) y con ellos todos los que dijeron que esto era viable con algunos pañitos calientes (no pueden salvar al muerto –el Estado–). Cuando se la vieron difícil se buscaron a Teodoro Petkoff (hay Dios, perdóname esta, pero a Teodoro hasta cariño le tengo) que era excomunista, exmarxista y exgerrillero, pero siempre socialista y el hombre convenció al Dr. Caldera que el FMI era tan socialista como él, es decir era más keynesiano, y por eso Caldera entendió que todo es lo mismo, desde aquel gobierno de López Contreras en el que él era empleado de la oficina del trabajo, pasando por su gobierno del 1969-1973 hasta su último gobierno de 1994-1999. Todos son socialistas, no importa si son marxistas, comunistas o fascistas, todo es lo mismo.

Por eso el chavismo, no es más que la materialización de lo que Hayek dijo, todo comienza como un acto de buena fe, en el que alguien queriendo hacerse el buena gente, crea el primer plan social, la primera empresa del Estado, y terminamos en un cruel y profundo socialismo del cual sólo se sale con libertades económicas y reconociendo que nos equivocamos. Por eso, el paquete de Miguel Rodríguez durante CAP II, no sirvió, ni serviría nunca. Y el “Plan País” que es otro embalsamamiento para el muerto que debió morir con el benemérito, y todavía no lo queremos enterrar, anótenlo, no funcionará.

Esta constitución que crearon en 1999 es inviable, por eso tenemos hiperinflación, mientras más rápido lo entiendan, menos vamos a sufrir. Si se la aplicaran a un país ya desarrollado, causaría hiperinflación, hay que desmontarlo todo, y comenzar con un régimen de libertades. No hay manera de reconstruir PDVSA, eso es un error de magnitudes ciclópeas. No hay manera de reconstruir el Estado como existió antes de Chávez. Chávez es para nosotros Allende, cuando Pinochet tumbó al doctorcito, trataron de reconstruir el desastre que la socialdemocracia y el socialcristianismo habían construido en Chile durante el siglo XX (socialismo), y experimentaron una segunda hiperinflación, y una nueva crisis económica. Ahí Pinochet tomó consejos de los jóvenes que habían estudiado en Chicago, y reconstruyeron de cero la economía chilena, hoy las cifras están a la vista. Nos guste o no, ese es el plan, no el fracaso sempiterno de todo el siglo XX. Señor Guaidó, usted parece sensato, recapacite. Ricardo Haussman ¿te acuerdas cuando decías que lo mejor era una caja de conversión o la dolarización? por ahí, es el camino. Lo siento mucho por los callos pisados y por los dolores ocasionados, pero la verdad sea dicha.