Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

Gasolina, Carnet y Contrarevolución | Por Agustín Blanco Muñoz

24/08/2018 4:52 AM

Agustín Blanco Muñoz

Historiador venezolano. Dedicado durante décadas al estudio de la historia violenta de Venezuela, ejerce la docencia en la UCV, coordina el Centro de Estudios de Historia Actual y la Cátedra Pío Tamayo de la UCV

El diálogo lo escuché desde la puerta de la bodega: ¡Vienen precios muy altos para la gasolina y no sé qué haremos! La cuestión es muy sencilla, el pobre y la golpeada clase media tendrán que presentar, o irse a sacar el Carnet de la Patria (CdP) para que le apliquen la tarifa popular. El que no lo tenga la pagará bien cara.

¡Pero eso es humillante! ¿Por qué me van a obligar a sacar ese parapeto? Entienda que esa es una maniobra política para dividirnos más aún en dos Venezuela, los con y sin patria para decir que son mayoría. Eso es mentira, no tienen mayoría sino que es mucha la gente que busca sobrevivir.

Y entonces ¿por qué no seguirles el juego y sacar el CdP? Fíjese, si en vez de 16.5 los 30 millones lo sacamos, le arrancamos el arma de la discriminación. No podemos seguir haciendo lo que a ellos y a las vendidas oposiciones les dé la gana. Hay que hacer política más allá de la actuación emocional tipo adrenalina.

Pero no pensará usted que vamos a sacar este gobierno por tener todos el bendito carnet.

Para nada, usted me conoce hace mucho y sabe que lo mío no es la exageración. El carnet no va a tumbar, pero tampoco pone a salvo a Maduro. Electricidad y Corpoelec, carnet en mano están en la calle protestando contra la tragedia que todos padecemos debido al fracaso de las políticas económicas de este gobierno.

Por cierto Don Antero, Maduro está enfrentado a “chavistas críticos” como Freddy Bernal que el 25/08/ dijo: “Nosotros somos los culpables de esto, no la cuarta república”. A Jesús Farías (09/07) y Rodrigo Cabezas (17/07) que proponen eliminar el control de cambio y hasta Elias Jaua señala el 29/07/ que “el control de cambio fue pulverizado”. Maduro el 26/08 condena “la crítica para dividir y debilitar la fuerza revolucionaria, por ser contrarrevolucionaria, apátrida”. Pero el 30/07 se devuelve y reconoce en el Congreso del PSUV que “hasta ahora han fracasado los modelos productivos chavistas y la responsabilidad es mía, tuya de todos.

El fracaso los enfrenta. Y Maduro sin oposición-contrarrevolución la consigue hoy a lo interno del PSUV. De allí su aspiración populista y coercitiva de ganar adeptos entre los carnetizados de la patria hambrienta.

Sancho, hay que convertir el tal CdP en instrumento de pelea a lo interno de esta fracasada y corrupta revolución. Porque la política sin creación es pura muerte!