Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

Entre águilas y dragones. Estrategias. | Por José Ricardo Thomas

27/09/2018 5:13 AM

José Ricardo Thomas

José Ricardo Thomas es Politólogo egresado de la UCV y Doctor en Asuntos Internacionales de la Universidad de Pekín. Ha tomado como objeto de estudio las nuevas modalidades de guerra en desarrollo. En twitter es @ExpertG

Para apreciar el estilo de la política internacional china hay que penetrar su código operativo subyacente. Generalmente, los juegos y los relatos populares de una cultura facilitan un abordaje inicial no consciente de su accionar político.

EL PROBLEMA:

Inconscientemente, la mayoría de los analistas políticos occidentales perciben el desarrollo de la política internacional de la República Popular China bajo la óptica de juego de estrategia similar al ajedrez con el objetivo de dar jaque mate a Estados Unidos en el menor tiempo posible. Según esta creencia, esto se haría (o se estaría haciendo) amenazando la zona de influencia americana con acciones de coerción: militares y económicas, o usando la atracción e interés despertado por su rápido crecimiento y progreso. Lamentablemente, esta visión es errada: China no juega en esa partida de ajedrez global, su juego está signado por el “Go”.

EL JUEGO CHINO:

“GO” es un juego de tablero y estrategia de origen chino. El objetivo del juego es controlar una cantidad de territorio mayor a la del oponente. Las áreas se disputan en una lucha entre piedras opuestas (blancas y negras), cuyo resultado puede ser la expansión, reducción o pérdida del área en cuestión. Gana el jugador que controla la mayor cantidad de territorio al finalizar la partida.

En síntesis, la política internacional china se despliega siguiendo una estrategia envolvente como la del Go y no una de captura similar al Ajedrez. Las áreas de influencia se disputan priorizando el agudo, pero sutil, poder de la distracción y la manipulación de países, líderes e intereses para bloquear, limitar y dificultar el acceso de recursos y mercados a su rival.

La iniciativa: “Una vía, un camino” (One belt, one road) es un claro ejemplo de la estrategia de Go. China se está desplegando en la mayor cantidad de países, territorios y continentes, ocasionando una significativa reducción y pérdida de espacios de influencia a su rival norteamericano.

Bajo la actual administración, Venezuela prácticamente no produce petróleo e incumple sus cuotas de entrega de crudo pre-pagado a China: esto es irrelevante para el gigante asiático. La prioridad es complicar y dificultar a EEUU el acceso al petróleo y sus derivados.