Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

El insidioso peligro racista | Por Hugo J. Byrne

18/07/2018 1:25 PM

Hugo J. Byrne

Exiliado cubano, escribe sobre la realidad de Cuba y Latinoamérica, con análisis crítico con respecto a las acciones del comunismo en la región y las consecuencias que el castrismo ha dejado en su país natal.

"No estamos abogando por la supresión física de la raza blanca, al menos por el momento". (Julius Malema, líder del "Partido de los Guerreros por la Libertad Económica", República de Suráfrica, 2016).

Si alguien duda que el racismo esté en boga y constituya un peligro real y presente para la humanidad, sólo tiene que prestar atención a lo que está pasando en el mundo y para ello no puede confiar en la prensa doméstica, la cual ni siquiera se interesa en informar lo que ocurre fuera de nuestras fronteras. Suráfrica es un buen ejemplo de ello.

Su parlamento recientemente aprobó por mayoría abrumadora una ley que despoja sin compensación alguna las propiedades de los "ciudadanos" blancos de ese país. El ponente de esa barbaridad no es otro que el notorio Malema.

Eso ocurrió antes en Zimbabue, donde la tiranía corrupta del felizmente desaparecido racista Robert Mugabe, destruyó totalmente la economía de ese desdichado país utilizando los mismos métodos. Desde que Mugabe desapareció de la escena política, Zimbabue se ha recuperado un adarme, pero nada espectacular.

La gran mayoría de los blancos despojados arbitrariamente de su peculio se negaron a regresar a un estado que puede reincidir en la violación a sus derechos humanos. Muchos de ellos ya han invertido en otras tierras más acogedoras a su capacidad empresarial, como Australia. ¿Quién los puede culpar de esa decisión?

El nuevo presidente de Suráfrica, un sonriente y radical racista llamado Cyril Ramaphosa, declaró al parlamento que su régimen desea "acelerar la redistribución de la tierra a los negros de Suráfrica". Por supuesto, no se trata de redistribución, sino de confiscación y distribución del botín. Hay en Suráfrica dueños legítimos de propiedad que no son blancos. Mientras tanto, las demandas de la izquierda radical de aquí no varían mucho de ese modelo.

Seguro estoy que algunos me acusarán de racismo, porque en su limitación intelectual creen que solamente los blancos pueden serlo. Tengo noticias para ellos. El racismo es, en la inmensa mayoría de los casos, producto de la ignorancia. Acusar de racismo a otro por pertenecer a otra raza, es la definición de racista.

Suráfrica está en los umbrales de un nuevo "Apartheid", sólo que en reversa y peor. Confiscar propiedades legítimamente habidas de los propietarios de una raza en particular, es algo que a mi mejor saber nunca hizo el antiguo régimen racista de Suráfrica.

Uno de los llamados "comentaristas" de la notoria estación MSNBC recientemente declaró que "todos los juristas en la lista escogida por el Presidente para substituir la vacante del Magistrado Kennedy en la Corte Suprema, son hombres blancos". Sucede que entre los tres con la mayor probabilidad de ser designados a esa posición hay una mujer.

La Fundación del Premio Nobel confirió a Obama el premio de la Paz, inmediatamente después de su primera elección presidencial en 2008 y cuando el “organizador comunitario” y Senador junior por Illinois aún no había tomado posesión de la presidencia. No puede demostrarse en buena ley que en esa fecha Obama hubiera hecho algo en favor de la paz del mundo, o la paz de los sepulcros. Lo que sí quedó demostrado de nuevo y más allá de toda duda, fue la naturaleza racista de ese galardón.

El resume de Obama por ese entonces se reducía a haber sido "organizador comunitario" y Senador por Illinois. Por el Senado pasó sin penas ni gloria. No sé de ningún proyecto de ley originado o respaldado por este político de carrera. ¿Qué es un "organizador comunitario"? Es un sofisma "liberal" definiendo a un agitador político. En otras palabras el novel Senador por Illinois tiene que haber sido escogido por negro y por agitador. Nada más.

El electorado de Estados Unidos lo eligió presidente dos veces. ¿Razón? Quizás por ignorancia o por complejos originados en el racismo practicado antaño contra miembros de su raza. A la postre quizás comprendieron en el 2016 que un error no compensa otro.