Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

De la nada al futuro | Por Victor Bolívar

24/06/2018 12:01 PM

Victor Bolívar

Víctor Bolívar es abogado y profesor universitario de dilatada trayectoria. Fue presidente de Acción Democrática. En twitter es @vabolivar

Sólo con un cambio de sistema podrá iniciarse la recuperación del país. Es cínico que se pretenda seguir vendiendo este modelo proponiendo cualquier cosa por hacer como derrotar la guerra económica o cambiar el gabinete ejecutivo.

El objetivo de este Socialismo del SXXI no era precisamente consolidar una V República, sino acabar con los valores republicanos preexistentes. De manera que deliberadamente nos han llevado a vivir un gran vacío histórico al crear una ruptura hacia la nada. En el que incluso derogaron de facto la propia Constitución generada por ellos, que en su Preámbulo señala “… con el fin supremo de refundar la República para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural en un Estado de justicia, federal y descentralizado, que consolide los valores de la libertad, la independencia, la paz, la solidaridad, el bien común, la integridad territorial, la convivencia y el imperio de la ley para ésta y las futuras generaciones…”.

Todo esto nos obliga al rescate y optimización de esos valores republicanos, por lo que es necesario el punto de inflexión donde regresemos de esa nada para reencontrarnos con un país viable, en una República cuyo único apellido no sea otro que el de la democracia.

Una República en la que el pueblo ejerza realmente su soberanía y no le sea pisoteada por colonizadores cubanos con la venia de una cúpula militar indigna, corrupta y traidora. Una Venezuela en la que haya una reinstitucionalización de las ramas separadas y autónomas del poder público. En la que los militares vuelvan a ser institucionales, profesionales, apolíticos y garantes de nuestra independencia y soberanía.

Con un nuevo sistema que en sus inicios promueva y lleve a cabo la repatriación de capitales ilegítimamente extraídos del patrimonio público; así como el retorno y reinserción de nuestros exiliados aparejada con una política de alto impacto de inversión y financiamiento internacional que reactive sin demora el aparato económico y productivo del país que le dé carácter complementario a la renta petrolera. Todo a través de una apertura en el contexto mundial que deje en el olvido a este aislamiento internacional. Para esto también debemos revisar y tomar decisiones sobre los Tratados Internacionales suscritos por este régimen.

En ese cambio deben ser inmediatamente intervenidas y auditadas PDVSA y todas las empresas básicas estatales que tenga como propósito su saneamiento y rescate. Debe ser política de Estado la reciudadanización del venezolano, acentuándole valores cívicos y morales, en el que seamos iguales ante la ley. Un país en el desaparezca la hegemonía y se retome la alternancia en el poder.

Pero para que este cambio de sistema puede proveerle al país la posibilidad de salir mas temprano que tarde de este atolladero en el que nos metieron estos estafadores de la historia, tenemos los venezolanos que tomar conciencia que ese futuro no lo tendremos a la mano con unas elecciones que se produzcan bajo este régimen y de que solo tomará cuerpo por una vía multifactorial, con mayor presión internacional, con militares que revisen ejecutorias y tomen decisiones institucionales, con dirigentes políticos que con desprendimiento difieran sus legítimas apetencias y empujen en una misma dirección, a todo lo cual respondería determinantemente, como factor fundamental, el venezolano de a pie.