Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

Panas en el poder | Por Orlando Fuenmayor

Panas son, evidentemente 21/02/2018 7:39 AM

Orlando Fuenmayor

Ingeniero Mecánico. Refugiado Político en Colombia. Activista político por más de 10 años. Articulista crítico y reflexivo de prensa digital e impresa en el Estado Zulia. En Twitter es @orlandojosefs

¿Cómo suena la lluvia en los techos de cartón? Así lo decía el “cantor del pueblo” Ali Primera. Pero por qué no preguntarse ¿Cómo suena la barriga cuando no has comido nada en días? En los 80 y 90 la preocupación era en donde dormir o como sería la casa del pobre, nada imaginado a esta hambruna inducida por el mayor engaño hecho en toda la historia democrática en Venezuela, el socialismo de siglo XXI.

¿Había persecución con los adecos y copeyanos? Sí claro, en varios casos se silenciaban voces disidentes. Se amenazaban a ciertas personas y eso era un escándalo, un secreto a voces… Pero no esta desproporcional cacería política a todo aquel que manifieste estar en contra de la tiranía. Había pacto de Punto Fijo y cohabitación en verdes y blancos. En la actualidad hay “diálogo” que no es más que la materialización de mafias de poder que a lo externo se enfrentan y que a lo interno transan como las mafias de Al Capone.

Lo denuncie hace 4 años en las protestas de 2014. Si pedimos sanciones a los enchufados rojos violadores de derechos humanos y narcos, también debemos hacerlo con aquellos que hacen parecer que adversan la tiranía, pero no son más que unos cómplices que se llenan los bolsillos y visualmente se notan bien alimentados. Investiguen sus cuentas de banco, modo de vida y lujos que el boliopositor también se da, a estos jamás lo ves haciendo cola.

Me preguntas si estoy de acuerdo con que intervengan los gringos y en mi desespero digo sin dudar que sí, en frío reflexiono y se que podría resultar una atrocidad. Ahora… ¿no es atroz ver comer de la basura o morir de mengua? Discúlpenme, pero pa´ cubanos, rusos o chinos chupando a mi país; prefiero gringos que expulsen a estos y a la narcodictadura; sorteando con ellos nuestro destino y lograr una anhelada libertad, para que podamos volver quienes nos fuimos. De pana que no me da miedo tener que ser una nueva estrella en la bandera que tiene barras rojas y blancas.

¿Elecciones en tiranía? No… que va, buscando algunos quemar a Lorenzo Mendoza o un dinosaurio como Henry Ramos ansioso por ser Presidente como un sueño que en el mismo llega a un orgasmo por ansiar la tal anhelada banda presidencia ¡ya está bueno! Es esa dirigencia que tiene más de 50 años en cúpulas de poder que ha vivido de las mieles de la corrupción o chanchullos.

No me imagino a Trump llamado a Borges, preguntándole si ataca o no Miraflores y que el “cejón” salga con un discurso blandengue y no concrete respuesta alguna. Desde un huequito disintiendo con su cabeza se vería al catirito sabiendo que llamó a un castrado. Ni hablar de aquellos operadores políticos “influencers” o intelectuales que de manera directa o ingenua montan matrices de opiniones que buscan desinformar y perpetuar a los dos polos MUD y PSUV.

¿Quién gana o pierde? Te aseguro que los de a pie no seremos.