Hoy --/--/----

Síguenos en nuestras redes sociales

20 de mayo de 2018, se despeja la ruta | Por Federico Boccanera

19/05/2018 5:00 AM

Federico Boccanera

Comentarista, articulista, comunicador ciudadano. Apasionado estudioso de la Política, autodidacta. Siempre del lado de la Libertad. Director Editor de La Cabilla. En twitter es @FBoccanera

“A partir del lunes se despeja la ruta”

María Corina Machado, 18/5/2018

Mañana serán las elecciones presidenciales, desde luego no entraré en el tema de su ilegalidad o ilegitimidad, para este servidor, la legalidad y la legitimidad se perdieron al suprimirse en forma incalificable la Constitución de 1961. No reconozco a ningún presidente ni autoridad posterior a ese hecho, incluyendo los opositores, a los cuales considero tanto o más traidores a la república, que los propios chavistas.

¿Qué pasará? El ganador no tiene importancia, es más, estas elecciones son las menos importantes en mucho tiempo, porque otras son las certezas que determinaran el curso de los acontecimientos.

Pocas pero muy importantes certezas, y cualquier cosa que vaya a pasar, deberá tomarlas en cuenta.

1. Tanto Maduro como Falcón, no importa quien gane, serán presidentes provisionales y transitorios, pues dependerán de lo que decida la asamblea nacional constituyente (ANC).

2. La ANC dependerá a su vez de lo que decida el poder militar, y desde luego de lo que se decida en Cuba, en última instancia.

3. La permanencia de Maduro dependerá de que se juzgue o no concluida su misión, misión de destrucción del aparato productivo y de transformación de la sociedad en precariado, para poder avanzar hacia el estado comunal cuando la ANC, con anuencia militar y cubana, lo decida.

4. La permanencia de Falcón dependerá de la relación que sostenga con la ANC, y con los militares, solo se le dejará actuar en esa medida, y de todos modos su actuación será temporal, en vista de la transitoriedad constituyente, ¿qué terminará por hacer Falcón? ¿Negociar con el poder y así permanecer dentro del sistema político chavista, incluyendo todos sus factores de poder (cumpliendo con el objetivo de sus promotores y financistas)? ¿o se “sacrificará heroicamente”, para convertirse en la punta de una lanza de plastilina, de una oposición mas desprestigiada que nunca, trancada en el callejón sin salida que ella misma creó por años, y colonizada igualmente y a su vez, por hampones de marca mayor comenzando por Luisa Ortega y Rodríguez Torres?

(Años sin nombrar a Cuba, sin hablar de dictadura, sin mencionar a los militares, promoviendo alegremente elecciones… este es el país irreal que micropolíticos y formadores de opinión, crearon incansablemente por 19 años, y en el cual quedamos entrampados todos).

5. Las elecciones seguirán, nos ahogarán en “elecciones democráticas” tal como lo han venido haciendo desde el principio, y al promulgarse la nueva constitución se convocará a mega-elecciones para renovar todos los poderes. Si Falcón se somete a la ANC, se le presentará la oportunidad de ser el referente de la oposición oficial en los años por venir, aniquilada como habrá quedado la oposición frentista, y con una posibilidad para nada imaginaria, de poder montarse de nuevo en el juego de una “alternabilidad democrática” carente de todo riesgo, para el sistema de poderes mafiosos que se ha instaurado, y atornillado, en Venezuela (Venecuba).

Aquí nada impide que se instaure en la narco-nación venezolana, un sistema consensuado de “comunismo versátil” que contemple la pluralidad partidista, al ser todos los partidos narco-partidos, y todas las instituciones narco-instituciones, y entre todos, totalmente dispuestos a no tocar el poder militar, el poder supremo, ni con el pétalo de una rosa.

Una vez más recordaré el ejemplo de Nicaragua, en donde a Daniel Ortega I, le sucedió Violeta Chamorro (sandinismo originario), después llegó Arnoldo Alemán (empresario liberal, noveno en el ranking de los jefes de estado más corruptos de la historia según transparencia internacional) y luego Enrique Bolaños (tan bueno como presidente que le sucede el mismo Daniel Ortega, permitiendo el regreso del sandinismo al poder).

¿Y que está pasando actualmente en Nicaragua? Que luego de 11 años de Ortega en el poder, la explosión de descontento y protestas populares terminaron siendo atajadas por la iglesia, y ahora tenemos a los obispos promoviendo el “dialogo nacional”.

“Dialogo nacional” al cual llamará, sea quien sea el ganador en las elecciones del 20, y nadie podrá negarse, es más veremos corriendo a mas de uno, tras ese diálogo, comenzando por más de un descamburado que quedó como la guayabera a regañadientes, y más de una nación americana/europea (no solo las “bolivarianas”) hará lo mismo, especialmente si el ganador resultara ser Falcón, pueden apostarlo.

EE.UU. y otras naciones desconocerán el resultado, pero no moverán un dedo en cuanto a la posibilidad de una intervención de fuerza, por los momentos. Ya por los lados de la Unión Europea, su alta comisionada Federica Mogherini, invocó graciosamente la mediación cubana para impulsar un “diálogo político”. En cuanto a Trump, no me cansaré de repetir lo obvio, lo que está a la vista, y es que al “Trump interventor” lo veremos, si acaso, después de su reelección en 2020.

Es cierto, a partir del lunes quedará despejada la ruta hacia el chavismo total, tanto de gobierno como de oposición.

Algún día tendremos oposición, a pesar de la sandez infinita de caer, una y otra vez, en el juego del enemigo.